Saltar al contenido

Así se elabora el gravy de champiñones típico de Ecuador

gravy de champiñones ecuatoriano

Una de las comidas ecuatorianas que más gustan a nuestros lectores es el gravy de champiñones. No solo entusiasma por su delicioso sabor, el cual es propio de las recetas ecuatorianas. También lo hace gracias a la facilidad que se da a la hora de elaborarlo. ¿Quieres saber cómo se prepara?

Ingredientes

Para seis raciones se necesitan, en primer lugar, doscientos gramos de champiñones picados. Otro ingrediente esencial es el bacon. En este caso basta con seis tiras, debiendo ser ahumado y teniendo que picarlo para obtener trozos de pequeñas dimensiones.

Picar también es necesario al tratar con la cebolla blanca de tamaño medio. Finalmente, a la cucharada de harina, hay que sumar una taza de caldo de res –típico tanto en Ecuador como en México–, amén de una pequeña cantidad de vino tinto.

Sal, ¿sí o no?

El propio bacon ya incorpora sal en su composición, así que muchos ecuatorianos, para mantenerse con un nivel de tensión arterial adecuado, no incluyen sal en esta receta.

Sin embargo, en el último paso de todos los que describiremos a continuación, hablaremos de un proceso de rectificación. Al probar la receta, si no termina de convencerte el sabor, puedes añadir entre dos y tres gramos para que tenga un poco más de poder gastronómico.

Pasos a seguir

Fríe las tiras de bacon en una sartén. Si quieres evitar una excesiva cantidad de calorías, opta por realizar la fritura sin echar aceite al utensilio culinario. Extrae el bacon y consérvalo para después.

En la misma sartén, el ingrediente cárnico habrá soltado grasa que ha de ser aprovechada con tal de sofreír la cebolla blanca. Sabrás que ya terminó cuando presente un aspecto más bien trasparente.

Será entonces cuando tendrás que añadir los doscientos gramos de champiñones. Saltea el conjunto durante 120 segundos. La harina ha de ser añadida a posteriori, acordándote de bajar mucho el fuego para evitar que se queme.

Dos minutos así bastarán, por lo que acto seguido agrega el caldo de res, así como el vino tinto. Permaneciendo con el fuego a baja intensidad, el líquido no tardará en volverse un poco cremoso. Apura hasta el nivel que tú mismo pretendas obtener, aunque no debes pasarte.

El bacon que habías reservado añádelo al conjunto. Remuévelo todo bien y ya solo quedará probarlo para ver si necesita algún tipo de rectificación. En líneas generales el resultado congenia especialmente bien con cualquier clase de carne, especialmente las chuletas fritas de Ecuador.

✅ Gravy de Champiñones
Así se elabora el gravy de champiñones típico de Ecuador

Una de las comidas ecuatorianas que más gustan a nuestros lectores es el gravy de champiñones. No solo entusiasma por su delicioso sabor, el cual es propio de las recetas ecuatorianas. También lo hace gracias a la facilidad que se da a la hora de elaborarlo. ¿Quieres saber cómo se prepara?

Tipo: Salsa

Cocina: Ecuatoriana

Palabras claves: Gravy de champiñones, salsa de champiñones

Rendimiento de la receta: 4

Tiempo de preparación: PT10M

Tiempo de cocinado: PT25M

Tiempo total: PT35M

Ingredientes de la receta:

  • 6 tiras de bacon
  • 1 cebolla blanca de tamaño mediano
  • 1 cucharada de harina
  • 1 taza de caldo de res

Instrucciones de la receta: Fríe las tiras de bacon en una sartén. Si quieres evitar una excesiva cantidad de calorías, opta por realizar la fritura sin echar aceite al utensilio culinario. Extrae el bacon y consérvalo para después. En la misma sartén, el ingrediente cárnico habrá soltado grasa que ha de ser aprovechada con tal de sofreír la cebolla blanca. Sabrás que ya terminó cuando presente un aspecto más bien trasparente. Será entonces cuando tendrás que añadir los doscientos gramos de champiñones. Saltea el conjunto durante 120 segundos. La harina ha de ser añadida a posteriori, acordándote de bajar mucho el fuego para evitar que se queme. Dos minutos así bastarán, por lo que acto seguido agrega el caldo de res, así como el vino tinto. Permaneciendo con el fuego a baja intensidad, el líquido no tardará en volverse un poco cremoso. Apura hasta el nivel que tú mismo pretendas obtener, aunque no debes pasarte. El bacon que habías reservado añádelo al conjunto. Remuévelo todo bien y ya solo quedará probarlo para ver si necesita algún tipo de rectificación. En líneas generales el resultado congenia especialmente bien con cualquier clase de carne, especialmente las chuletas fritas de Ecuador.

Puntuación del editor:
5