Saltar al contenido

Receta: alcachofas al microondas

receta de alcachofas al microondas

Vamos a preparar unas riquísimas alcachofas utilizando el microondas. Lo cierto es que este electrodoméstico resulta realmente práctico a la hora de cocinar. Además, no tendrás que fregar tantas cosas, evitarás humos, todo resultará más rápido y las grasas del plato final también se reducirán.

Conviene que el microondas que utilices tenga ciertas características que harán todo mucho más fluido y fácil. Si quieres una lista con todas las particularidades y funcionalidades de los mejores modelos, la puedes ver aquí.

Vamos ya con esta receta de alcachofas al microondas, ya verás que es muy sencilla de hacer. Eso sí, antes tendrás que pelarlas. A muchos se les hace cuesta arriba, pero lo cierto es que no tiene mayor complicación, pues basta con unos pocos minutos con un buen cuchillo.

En cuanto a cómo cortarlas, hay varias cosas a tener en cuenta para que el tiempo de elaboración se agilice. Si el microondas es de poca potencia, las alcachofas son grandes, se añade una mayor cantidad de ellas o se les retiran menos hojas, evidentemente se tardará más en tenerlas hechas.

Para que las alcachofas se hagan lo más rápido posible lo mejor es que sean pequeñas y que las cortes en 4 láminas.

Ingredientes para las alcachofas al microondas

Cantidades para 2 personas:

  • Seis alcachofas.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Tomillo seco.
  • Limón.
  • Vino blanco
  • Pimienta negra (recién molida).
  • Sal.
  • Perejil fresco (ingrediente opcional).

Elaboración de las alcachofas al microondas

Calcula que, con estas cantidades y una buena potencia de tu microondas, tardarás una media hora en tenerlas listas (15 minutos de elaboración y otros tantos de cocción).

Si vas a utilizar perejil fresco: En el caso de que elijas añadir esta hierba a tus alcachofas al microondas, deberás hacer este paso adicional para evitar que se oxide: pon agua y unas cuantas ramas de perejil en un bol. Echa también un chorrito de limón o frótalas con trozos de esta fruta (lo que prefieras).

  1. Empieza pelando las alcachofas. Hazlo cortando la parte del tallo, que es la más dura. Seguidamente, retira las hojas externas que sean más duras y pela la base y la punta del tallo. Si quieres, deja algunas de las hojas externas para que protejan la parte interior de la alcachofa durante el proceso de cocción (cuando acaben de hacerse podrás quitarlas).
  2. Corta las alcachofas por la mitad. Si ves que tiene esa pelusilla interna que a veces llevan dentro, recórtala ayudándote de una cuchara parisina (o un sacabolas) o de un cuchillo de puntilla. Recuerda que si cortas cada una en tres o cuatro partes tardarán todavía menos en cocinarse.
  3. Ve poniendo los corazones de alcachofas que ya estén limpios en el bol en el que previamente has sumergido el perejil, o, si no, frótalos con limón directamente.
  4. Pon todas las alcachofas ya preparadas en un plato hondo o fuente (aptos para microondas, por supuesto) boca abajo.
  5. Adereza ahora las alcachofas con un poquito de limón, tomillo, un generoso chorro de aceite de oliva virgen extra, sal, un chorrito de vino blanco y pimienta.
  6. Mete la fuente o plato en el microondas y ponlo a potencia máxima (generalmente 700/800 W) durante unos 8 minutos. Si tu microondas no llega a esa potencia, necesitará un poco más de tiempo.
  7. Cuando saques las alcachofas, comprueba que estén en su punto pinchando con un tenedor una de las piezas (mejor si es la más grande). Si ves que todavía están muy duras, vete probando en intervalos de dos minutos o de treinta segundos si ves que ya casi están a punto. Hazlo hasta que estén a tu gusto.

Y ya las tenemos. Fácil, ¿verdad? Ahora puedes utilizarlas como guarnición de otros platos o bien comerlas como están (añadiéndoles un chorrito de aceite de oliva y sal con escamas) Para completar la receta, vamos a darte algunas sugerencias a la hora de acompañar tus alcachofas al microondas.

Alcachofas al microondas: ¿con qué acompañarlas?

Independientemente de que las comas solas o acompañadas, recuerda quitar las hojas exteriores que hayan quedado más duras.

  • Combínalas con otros alimentos como huevos escalfados, verduras o unas buenas anchoas.
  • Gratínalas al horno con un poco de pan rallado y queso.
  • Ponlas en la plancha a fuego fuerte para que estén más crujientes.
  • Úsalas como uno de los ingredientes de algún guiso como sopa de verduras, arroz o legumbres.
  • Haz una tortilla con ellas.

Esperamos haberte ayudado a descubrir una nueva forma de cocinar las alcachofas. Lo cierto es que utilizando un microondas el proceso será más rápido y menos engorroso. Además, las grasas del resultado final se reducirán, algo que siempre es conveniente.

Por otro lado, las posibilidades que te ofrecen las alcachofas hechas al microondas con muchas; por ejemplo, solas (con un poquito de aceite y sal, a la plancha), gratinadas o como parte de algún guiso.

Receta: alcachofas al microondas - Deliciosas y fáciles
Receta: alcachofas al microondas

Si quieres preparar una comida saludable y rápida, no dejes pasar la oportunidad de aprender a hacer estas exquisitas ✅ alcachofas al microondas ✅

Tipo: Comida principal

Cocina: Universal

Palabras claves: alcachofas al microondas, receta alcachofas en el microondas

Tiempo de preparación: PT15M

Tiempo de cocinado: PT8M

Tiempo total: PT30M

Ingredientes de la receta:

  • Seis alcachofas. Aceite de oliva virgen extra. Tomillo seco. Limón. Vino blanco Pimienta negra (recién molida). Sal. Perejil fresco (ingrediente opcional).

Instrucciones de la receta: Empieza pelando las alcachofas. Hazlo cortando la parte del tallo, que es la más dura. Seguidamente, retira las hojas externas que sean más duras y pela la base y la punta del tallo. Si quieres, deja algunas de las hojas externas para que protejan la parte interior de la alcachofa durante el proceso de cocción (cuando acaben de hacerse podrás quitarlas). Corta las alcachofas por la mitad. Si ves que tiene esa pelusilla interna que a veces llevan dentro, recórtala ayudándote de una cuchara parisina (o un sacabolas) o de un cuchillo de puntilla. Recuerda que si cortas cada una en tres o cuatro partes tardarán todavía menos en cocinarse. Ve poniendo los corazones de alcachofas que ya estén limpios en el bol en el que previamente has sumergido el perejil, o, si no, frótalos con limón directamente. Pon todas las alcachofas ya preparadas en un plato hondo o fuente (aptos para microondas, por supuesto) boca abajo. Adereza ahora las alcachofas con un poquito de limón, tomillo, un generoso chorro de aceite de oliva virgen extra, sal, un chorrito de vino blanco y pimienta. Mete la fuente o plato en el microondas y ponlo a potencia máxima (generalmente 700/800 W) durante unos 8 minutos. Si tu microondas no llega a esa potencia, necesitará un poco más de tiempo. Cuando saques las alcachofas, comprueba que estén en su punto pinchando con un tenedor una de las piezas (mejor si es la más grande). Si ves que todavía están muy duras, vete probando en intervalos de dos minutos o de treinta segundos si ves que ya casi están a punto. Hazlo hasta que estén a tu gusto.

Puntuación del editor:
5